#Arqueros: Campestrini, el capitán de la época dorada de Arsenal que estuvo a un paso de ser mundialista

Surgido de Rosario Central, debió remarla más de seis temporadas en el Ascenso –donde sumó varios logros– para que un club de Primera, el Arsenal que venía de conquistar la Copa Sudamericana 2007, se fije en él para –apenas– ser un relevo de Mario Cuenca. Por esas cosas que tiene el fútbol, debutó antes de lo esperado en una final internacional y debió adaptarse rápidamente al nivel de la categoría. Pese a sufrir conquistas de grandes futbolistas y goleadores, Campestrini terminó siendo capitán, referente e ídolo de la época más gloriosa del Viaducto. Aún con vigencia en el fútbol mexicano, sueña con volver a Sarandí para cerrar su carrera, que pudo haber tenido su broche de oro allá por 2010 cuando Diego Maradona lo citó a la Selección Argentina en la previa del Mundial de Sudáfrica.

A lo largo de sus 63 años de vida, Arsenal contó con grandes nombres propios bajo los tres palos, entre éstos, Ruggero Lunardelli (considerado el primero del club y campeón invicto en 1962), Roberto Luque (el que más atajó, con 282 presencias), Óscar Ibáñez (quien hizo historia en la Selección de Perú y en la liga de aquel país), Rubén “el Doctor” Urquiza (titular en el ascenso a la B Nacional en 1992), Jorge Vivaldo, Oscar Limia (titular en el histórico ascenso a Primera en 2002) y Mario Cuenca (campeón de las copas Sudamericana 2007 y Suruga Bank 2008).

En esta ocasión, el homenaje estará dedicado al más ganador de todos: Cristian Campestrini. Oriundo de San Nicolás, defendió el arco del Viaducto en 251 oportunidades entre los años 2008 y 2014, convirtiéndose en el segundo guardameta con más participaciones en el club (sólo lo supera el ya mencionado Luque), y fue uno de los capitanes y referentes en la gesta de tres de las cinco estrellas que tiene el celeste y rojo en su vitrina, a saber: Clausura y Supercopa Argentina 2012 y Copa Argentina 2013.

Su arribo al club se dio previo al inicio oficial de la temporada 2008/2009, luego de que el Arse conquiste la Copa Suruga Bank 2008 ante el Gamba Osaka. Llegó proveniente de Almirante Brown, donde un año antes cumplió un magnífico torneo y ascendió a la B Nacional (ya lo había hecho más atrás vistiendo la camiseta de Tigre), para ser el primer relevo de Mario Cuenca (en el plantel también estaban Catriel Orcellet y Matías Alasia).

Campestrini, empezando la ida de la Recopa 2008 desde el banco de relevos.

Para el primer encuentro de aquella temporada, ante Argentinos en Sarandí, “Campe” ya estuvo en el banco de suplentes por decisión del DT Daniel Garnero y de allí no se movería ya que delante de todos estaba Cuenca. Sin embargo, en la noche del 13 de agosto, en el marco de la ida de la Recopa Sudamericana 2008 ante Boca en cancha de Racing, a Campestrini se le presentó una oportunidad impensada –quizás la menos deseada para un debutante en la categoría– de ingresar a jugar. Fue a los 44 minutos del primer tiempo, cuando Cuenca, lesionado, se vio obligado a salir de la cancha. Ahí entró él, un desconocido de pelo largo que había llegado semanas atrás como apuesta a futuro. El panorama ya era desfavorable porque el equipo estaba 2-1 en contra; además, no pudo cumplir su estreno con un cero en la valla porque a los 44 del complemento recibiría su primer gol en contra por parte de Sebastián Battaglia. Si bien el Arse terminó cayendo en esa final ante el Xeneize, en la vuelta estuvo muy cerca de la hazaña tras encontrarse momentáneamente 2-1 arriba, pero a los 45 del segundo tiempo Juan Román Riquelme sentenciaría un 2-2 tras un tiro libre que dio en el palo y, desafortunadamente, en el rebote la pelota dio en la espalda de Campestrini para luego meterse al fondo de la red. Fueron dos encuentros de presión extrema, en los que tanto el guardameta como el equipo estuvieron a la altura de las circunstancias, teniendo en cuenta que Arsenal llegó de punto a esa definición.

De los 45 compromisos oficiales de Arsenal en la temporada, Campestrini se dio el lujo de atajar en 36, entre torneos Apertura 2008 y Clausura 2009 y Copa Sudamericana 2008. Con él en el arco, el equipo ganó 11 encuentros, empató 9 y perdió 15; recibió 46 goles y atajó dos penales, ambos en condición de visitante (ante Riquelme de Boca y ante Joaquín Larrivey de Vélez), y mantuvo siete vallas invictas. Quizás los números no reflejan una actuación descollante del arquero, pero las imágenes de los encuentros sí. Además, cabe recordar, en esa temporada el club se vio obligado a rearmarse tras el éxodo de la mayoría del plantel campeón y a promover a grandes promesas de las divisiones formativas como Damián Pérez, Hugo Nervo e Iván Marcone, entre otros.

Quien terminó de ratificar su buena aparición en la élite fue nada más y nada menos que Diego Armando Maradona, DT de la Selección Argentina en aquel entonces, quien conformó un equipo con jugadores del medio local para enfrentar amistosamente a Panamá y a Costa Rica en la antesala del Mundial Sudáfrica 2010. De esta forma, el 20 de mayo de 2009 se convirtió en el primer arquero de Arsenal que vistió el buzo nacional, tras ingresar en el segundo tiempo contra los panameños y no recibir ningún tanto. Su segunda citación fue para enero de 2010 ante los costarricenses –junto a un joven y futuro crack Franco Jara, también de Arsenal–, donde completó los 90 minutos y Argentina ganó 3-2. Su sueño mundialista se desvaneció al quedarse fuera de la preseleccion, perdiendo la pulseada ante Diego Pozo (terminó yendo como tercer arquero) y Adrián Gabbarini, aunque verdaderamente estuvo muy cerca de hacer historia.

Su buena performance se mantuvo a lo largo de la temporada 2009-2010, en la cual actuó en 37 de los 38 juegos (12 victorias, 10 empates y 15 caídas) y mantuvo el cero en 11 ocasiones; también recibió 54 goles y desvió un penal ante Paolo Goltz de Huracán en el Tomás A. Ducó. Asimismo, durante el desarrollo del Clausura 2009 se ganó la cinta de capitán a base de rendimiento, carisma y humildad, lo que también lo empezó a convertir en uno de los más queridos por los hinchas.

En la siguiente, las estadísticas comenzaron a ser más favorables para Campestrini, ya afianzado en la Primera División. Volvió a jugar 37 de 38 cotejos posibles y concedió 39 goles; mientras él atajó el celeste y rojo ganó 14 partidos, empató 12 y perdió 11, lo que le permitió al club volver a disputar un certamen continental tras dos años ausente: la Copa Sudamericana 2011, en la cual, por ser el conjunto argentino que más lejos llegó, lo depositó en la Copa Libertadores 2012.

Ese 2011/2012 fue un punto de inflexión en la historia del club. Con Gustavo Alfaro como DT y él todavía como capitán, Arsenal se consagró campeón en el fútbol argentino por primera vez en su historia y fue el propio Campestrini el encargado de alzar el trofeo ante un estadio Julio Humberto Grondona colmado por hinchas y simpatizantes del celeste y rojo tras una definición electrizante. Contando torneos Apertura 2011 y Clausura 2012 y copas Sudamericana 2011 y Libertadores 2012, “Campes” disputó 50 encuentros (22 PG, 13 PE y 15 PP) y recibió 47 goles; volvió a atajar penales, uno ante Carlos Luna de Tigre en 2011 y otro ante su ex compañero Mauro Matos de All Boys –con la misma particularidad que ambos fueron en condición de visitante– en un momento determinante del Clausura que luego conquistara el equipo.

Los logros seguirían acumulándose en la temporada 2012-2013, más precisamente en noviembre de 2012, en Catamarca, cuando el Viaducto volvió a amargar a Boca tras el 3-0 en el Clausura, pero esta vez en el marco de la primera Supercopa Argentina, disputada por el campeón de dicho torneo y el campeón de la Copa Argentina. Tras igualar 0-0 en el tiempo regular (Arsenal mereció mucho más que el Xeneize), Campestrini se hizo gigante en la definición por penales y desvió los remates de Matías Caruzzo, Leandro Paredes y Nicolás Colazo, siendo este último el que definió la serie (4-3) y desató la alegría de todo el barrio que no creía lo que estaba viviendo al destronar a uno de los clubes más importantes del fútbol local.

El plantel volvió a cumplir una temporada sensacional y el arquero atajó 46 (22 PG, 11 PE y 13 PP) de los 48 compromisos; recibió 54 goles y atajó dos penales, uno a Silvio Romero de Lanús de visitante y uno más a su verdugo Boca (esta vez a Rolando Schiavi), en una victoria por la mínima en Sarandí por el Torneo Inicial 2012.

Entre esos partidos, se incluyen los primeros tres de una nueva aventura con final feliz para el Arse: la Copa Argentina 2012/2013, que la empezó en marzo de 2013 y la rubricó en octubre de ese año, nuevamente en Catamarca, frente a San Lorenzo. Anteriormente, había vuelto a salir victorioso de una serie por penales. Fue en la semifinal ante All Boys en San Juan, donde el Viaducto ganó por 5-4, aunque el guardameta no pudo atajar ninguno, sino que el Albo se erró dos decisivos.

En su última temporada defendiendo los colores de Arsenal, Campestrini atajó en 46 partidos (16 PG, 14 PE y 16 PP) entre la ya mencionada Copa Argentina, Torneo Inicial 2013, Supercopa Argentina 2013, Torneo Final 2014 y Copa Libertadores 2014; recibió 46 goles y desvió un penal (a Silvio Torales) en la ida de la Libertadores frente a Nacional de Paraguay en el estadio Defensores del Chaco (el partido terminaría 1-0 a favor de los paraguayos), la que sería su penúltima actuación en el club, dado que en la vuelta (empate 0-0 y clasificación de Nacional), a los 46 del complemento, recibió una fortísima entrada de Derlis Orué que le ocasionó la fractura del maxilar y lo dejó fuera del último compromiso del Torneo Final, en el que “Campes” esperaba despedirse de la gente dentro de la cancha, pero esa lesión lo marginó de la actividad por aproximadamente tres meses. No obstante, el futbolista ya había anunciado con antelación que no iba a extender su vínculo con el club porque le habían surgido ofertas tentadoras del exterior y consideraba que era momento de cambiar de aire.

Meses después, el arquero fichó para Olimpia de Paraguay, donde atajó en 22 ocasiones, y emigró al fútbol mexicano, donde fue recibido por Puebla FC (ganó la Supercopa 2015 de aquel país). Allí se mantuvo hasta 2017 y volvió al país para sumarse a Chacarita, pero no le dieron oportunidades y retornó a México para vestir los colores de Dorados de Sinaloa, donde volvió al ruedo con 19 participaciones y ánimos de renovar. Pero en 2018, Maradona, designado presidente honorario del Dinamo Brest de Bielorrusia, le ofreció dar el salto a Europa y el guardameta, ilusionado, rechazó la oferta de Sinaloa para tomar vuelo al viejo continente, sin embargo, su periplo se frustró horas antes del cierre del mercado de pases y no pudo retomar la negociación con Dorados, club al cual, paradójicamente, arribó el mismo Maradona como entrenador. “Estaba en Dorados y antes de volver a la Argentina, el presidente me dijo que me vaya tranquilo que quería que renueve por un año y medio más. Regreso a Argentina, me llama Maradona ofreciéndome un nuevo desafío. La verdad que era muy lindo para mi carrera, no por lo económico, sino por ir a atajar a un nuevo fútbol. Faltando un día, Maradona me manifiesta que se va a dirigir a Dorados, que yo me busque club. Cuando traté de buscar opciones ya quedaba un día y se cerró el libro de pases. Esos meses me dejó sin nada, pero entrenando de la mejor manera”, manifestó el propio Campestrini en una entrevista en abril de este año a TNT Sports.

Volvió al ruedo en 2019, cuando se incorporó a Everton de Chile y actualmente, con 40 años recién cumplidos, sigue vigente en el Celaya F.C. de la segunda división de México, con la ilusión latente de algún día poder retornar al barrio para cerrar su carrera. De hecho, en un diálogo con el medio partidario Hablemos de Arsenal, expresó: “Arsenal es una familia, mi casa, y uno siempre piensa en regresar”.

Estadísticas generales de Cristian Campestrini en Arsenal*:

Temporada 2008/2009

– Recopa Sudamericana 2008: 2 PJ; 1 PP y 1 PE; 3 GR.

– Copa Sudamericana 2008: 3 PJ; 2 PG y 1 PP; 3 GR y 1 VI.

– Torneo Apertura 2008: 11 PJ; 5 PG, 2PE y 4 PP; 12 GR y 3 VI.

– Torneo Clausura 2009: 19 PJ; 4 PG, 6 PE y 9 PP; 30 GR, 2 VI y 2 PA.

Total temporada: 35 PJ, 3.106 MJ; 11 PG, 9 PE y 15 PP; 47 GR, 6 VI y 2 PA.

Temporada 2009/2010

– Torneo Apertura 2009: 19 PJ; 7PG, 6 PE y 6 PP; 24 GR, 7 VI y 1 PA.

– Torneo Clausura 2010: 18 PJ; 5 PG, 4 PE y 9 PP; 30 GR y 4 VI.

Total temporada: 37 PJ, 3.330 MJ; 12 PG, 10 PE y 15 PP; 54 GR, 11 VI y 1 PA.

Temporada 2010/2011

– Torneo Apertura 2010: 19 PJ; 9 PG, 5 PE y 5 PP; 19 GR y 7 VI.

– Torneo Clausura 2011: 18 PJ; 5 PG, 7 PE y 6 PP; 21 GR y 5 VI.

Total temporada: 37 PJ, 3.330 MJ; 14 PG, 12 PE y 11 PP; 40 GR y 12 VI.

Temporada 2011/2012

– Torneo Apertura 2011: 18 PJ; 6 PG, 6 PE y 6; 18 GR, 7 VI y 1 PA.

– Copa Sudamericana 2011: 6 PJ; 2 PG, 2 PE y 2 PP; 8 GR y 2 VI.

– Copa Libertadores 2012: 8 PJ; 3 PG, 1 PE y 4 PP; 8 GR y 3 VI.

– Torneo Clausura 2012: 18 PJ; 11 PG, 5 PE y 2 PP; 14 GR, 8 VI y 1 PA.

Total temporada: 50 PJ, 4.500 MJ; 22 PG, 13 PE y 15 PP; 47 GR, 20 VI y 2 PA.

Temporada 2012/2013

– Torneo Inicial 2012: 18 PJ; 9 PG, 4 PE y 5 PP; 20 GR, 11 VI y 1 PA.

– Supercopa Argentina 2012: 1 PJ; 1 PE; 1 VI. Nota: Campestrini desvió 3 penales en la definición mediante esa vía.

– Torneo Final 2013: 19 PJ; 8 PG, 5 PE y 6 PP; 22 GR, 6 VI y 1 PA.

– Copa Libertadores 2013: 5 PJ; 2 PG, 1 PE y 2 PP; y 13 GR.

– Copa Argentina 2012/2013: 3 PJ; 3 PG; 1 GR y 2 VI. Nota: Se cuentan los partidos jugados entre marzo y junio de 2013.

Total temporada: 46 PJ, 4.140 MJ; 22 PG, 11 PE y 13 PP; 54 GR, 20 VI y 2 PA.

Temporada 2013/2014

– Torneo Inicial 2013: 19 PJ; 7 PG, 9 PE y 3 PP; 19 GR y 6 VI.

– Copa Argentina 2012/2013: 3 PJ; 2 PG y 1 PE; 1 GR y 2 VI. Nota: Se cuentan los partidos jugados entre agosto y octubre de 2013.

– Supercopa Argentina 2013: 1 PJ; 1 PP; y 1 GR.

– Torneo Final 2014: 14 PJ; 3 PG, 2 PE y 9 PP; 22 GR y 2 VI.

– Copa Libertadores 2014: 9 PJ; 4 PG, 2 PE y 3 PP; 5 GR, 5 VI y 1 PA.

Total temporada: 46 PJ, 4.139 MJ; 16 PG, 14 PE y 16 PP; 48 GR, 15 VI y 1 PA.

TOTAL EN ARSENAL: 251 PJ, 22.545 MJ; 97 PG, 69 PE y 85 PP; 290 GR, 84 VI y 8 PA.

*Referencias: PJ = partidos jugados; MJ = minutos jugados; PG = partidos ganados; PE = partidos empatados; PP = partidos perdidos; GR = goles recibidos; VI = vallas invictas; PA = penales atajados.

Fotos: Gustavo Grimaldi, Arsenal – Sitio oficial, Copa Argentina – Sitio oficial, Getty Images, Fotobaires, Télam, Clarín, Olé, Perfil, La Nación, CONMEBOL – Sitio oficial., IMAGO7, Infobae y Celaya F.C. – Sitio oficial.


Ignacio Méndez

Acerca Ignacio Méndez

ver todas las publicaciones

Soy Ignacio, tengo 24 años y actualmente estoy cursando la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires. Amo a mi novia, Daiana. Llegué al Rincón del Fútbol en el segundo semestre del 2017. Y aquí sigo, con el día a día del primer plantel de Arsenal Fútbol Club, del cual soy socio desde el 25 de noviembre de 2003. Un martes del año 2013 fui a cubrir un Arsenal-San Lorenzo por el Torneo de Reserva y, desde entonces, acompaño las campañas de la Tercera y de las divisiones juveniles del Viaducto.