Alma de Avellaneda, corazón de Bariloche

FEDERAL B
REGIÓN PATAGÓNICA, ZONA B

 

Pablo Javier Gomis es un hincha fanático de Racing de Avellaneda, pero hoy en su corazón tiene un lugar especial para Cruz del Sur de Bariloche, club al que dirige y con el que se va a convertir, este año, en el DT con más partidos disputados en torneos federales de la ciudad; tiene 75 cotejos dirigidos y con 9 más, llegaría al primer puesto del podio. Un señor récord, para un señor que, según sus palabras, se entregó al fútbol en cuerpo y alma.

Mientras Pablo responde las preguntas, en su voz se notan la emoción y la pasión que siente por su trabajo. Como futbolista conoció 12 países y jugó en Emiratos Árabes e Israel, sin olvidar la B Nacional, y todas las categorías del ascenso metropolitano.
Aún a pesar de su amplia experiencia y trayectoria, se sorprende al notar que su interlocutora está al tanto que en su etapa como futbolista de Deportivo Anzoátegui de Venezuela, convirtió el gol 200 en la historia del club en la Primera División de aquel país y con la misma naturalidad, se emociona al asegurar que su papá es el máximo ejemplo y el mayor espejo que tiene en la profesión y en la vida. Durante esta entrevista exclusiva para El Rincón del Fútbol, el entrenador nacido en Quilmes, nos permite dar un breve paseo por sus recuerdos, sus sueños y proyectos.

 

HAY EQUIPO. Gomis (izq), Zaya (cen) y París (der), parte del cuerpo técnico. (Pablo Gomis)

 

RdF – Te retiraste en 2008, pero empezaste el curso para DT en 2005, ¿te ayudó a que el proceso fuera más simple?
PG – Los que somos apasionados de esto sabemos que, cuando dejamos de ser futbolistas, lo más cerca que podemos estar de una cancha es ahí; pegados a una línea. Creo que el curso de técnico, con materias como psicología, te sirve para entender que en un momento algo se termina y la vida continúa; ayuda a que la transición no sea un sufrimiento sino un disfrute. No he sentido que me picara el bichito de querer seguir jugando, son cosas que cuestan, pero pude enterrar rápido al futbolista.
También pasó que dejé de jugar y a los dos meses me salió la chance de dirigir en Argentino de Quilmes, que era Primera D (cuarta división). Eso colaboró para que no hubiera duelo, empezar a trabajar con un plantel de mayores influyó para que rápidamente pudiera meter la cabeza en eso.

RdF – A la hora de analizar el fútbol, ¿cuál es la mayor diferencia entre un jugador y un DT?
PG – De repente el jugador de fútbol es individualista, piensa en hacer goles o en dónde irá a jugar la siguiente temporada. El técnico tiene que pensar en un plantel entero, en todos los jugadores; la mente se abre para planificar otras cosas, para armar metodologías de entrenamiento que le lleguen a los futbolistas, que son individuos con diferentes personalidades, distintos carácteres. Básicamente el jugador piensa más en él, en cambio el DT piensa en el bienestar de todo su plantel.

RdF – ¿Cuál es la característica que no puede faltar en tus dirigidos?
PG – Trabajamos mucho para que se animen a jugar en todos lados, para que no tengan miedo. También intentamos que comprendan el juego, eso se valora un montón.

RdF – ¿Y cuál es el valor que te gustaría inculcarles más que cualquier otra cosa?
PG – La entrega, que den el 100%.
En los partidos, en los entrenamientos, en cada trabajo que hagamos. Si el día de mañana el fútbol les devuelve algo de lo que dieron, bienvenido sea, pero no quiero que se queden con la espina de no haberse entregado totalmente; si lo hacen tienen más posibilidades que el deporte les devuelva algo. Hay que darlo todo, a medias las cosas no sirven. Otra cuestión que les recalco es que no es necesario firmar un contrato para ser un profesional. Para serlo hay que tener la conducta de un profesional y los jugadores pueden sentirse como profesionales con o sin papeles firmados.

RdF – Los futbolistas llegan a Primera cada vez más jóvenes y con apenas 6 meses o un año de experiencia, se van al exterior. ¿Creés que esa celeridad por hacer el negocio perjudica al fútbol nacional?
PG – Es todo un tema ese, pero sí, creo que sí. Los jugadores terminan de explotar en otros países, en otras ligas y nos perdemos quizás, los mejores momentos porque no podemos decir que un chico que jugó seis meses o un año en Primera, está completo. A esa altura todavía le falta y en la profesión se sigue aprendiendo aún después de haberse retirado. Entonces se van y sus niveles más altos los alcanzan en el exterior y no en nuestro torneo. Igualmente es comprensible y se entiende que hay muchos clubes que necesitan de la venta de un jugador para poder equilibrar su economía y tener un año tranquilo, pudiendo pagarles a todos los empleados.

RdF – Enfocándonos en Cruz del Sur, ¿cómo se preparan para el Federal B teniendo en cuenta que no hay fecha definida para el comienzo?
PG – Estamos con mucha ilusión, como cada vez que empieza un torneo. Siempre trazándonos como objetivo, superar lo hecho hasta ahora. Y la verdad que la vara está muy alta; tuve y sigo teniendo la suerte de dirigir a los jugadores más prestigiosos de Bariloche, son los que más cosas han conseguido. Lograron objetivos históricos como jugar la final de un Federal C, cuando nunca se había llegado ni siquiera a pasar de fase de grupos. Sin dudas que estos chicos jerarquizaron el fútbol de Bariloche y a Cruz del Sur.

CRUZ DEL SUR. El club barilochense y la ciudad rionegrina, los lugares en el mundo para Gomis hoy. (Markitoz Ojeda)

RdF – ¿Cómo te llega la oportunidad de dirigir el club?
PG – Siempre venía a visitar a la familia que estaba radicada acá. En mis viajes me arrimaba a ver algún partido y un día se dio una charla con los dirigentes de ese momento, Rodrigo Roy y Joaquín Rodrigo. Como tenían técnico, nos pasamos los teléfonos para no perder contacto y fue todo. Después de un tiempo hubo una reestructuración donde se cambió de técnico y ahí me llamaron . Luego de hablarlo con mi señora y mis hijos, decidimos venir y fue un cambio de vida, pero lo tomé con la ilusión de poder llevar al equipo y al club lo más lejos posible. Empecé a trabajar con mi viejo, que ahora es coordinador de juveniles en Racing de Avellaneda. En la actualidad el presidente del club es Carlos Arrative y me acompañan Alberto París (ayudante de campo y entrenador de arqueros) y Oscar Zaya (el preparador físico).

RdF – Es casi inverosímil en estos tiempos de proyectos cortos, que llevés 4 años trabajando en la misma institución. ¿Cómo ves esa situación?
PG – Creo que se debe al trabajo que venimos haciendo y a que los resultados nos acompañan. Vos podés tener un proyecto y una idea, pero si los resultados no se dan, te terminás yendo. Y más allá que tenemos el respaldo de la dirigencia, tenemos que reconocer que los jugadores han entendido a la perfección lo que nosotros queríamos llevar adelante. Hubo mucho compromiso de su parte y finalmente ellos son los que llevan las ideas a la práctica. Por eso les agradezco que todavía sigan escuchándonos como el primer día, como se les agradece a los dirigentes porque continúan creyendo en éste proceso y en que podemos seguir consiguiendo objetivos.

RdF – Independientemente de un potencial ascenso, que sería un broche de oro para tu trabajo, ¿qué otras cosas te gustaría dejar como legado en Cruz del Sur?
PG – En cuanto al club me gustaría dejar los valores: entrega, predisposición, la seriedad y dedicación a este trabajo. Por el lado de la gente, quisiera que nos recordaran como un equipo que sabía a lo que jugaba, que tenía identidad. Aunque a veces no se pudiera llevar adelante, más allá de ganarle o no al rival.
También es importante que se recuerde que no trabajo solo, que hay un cuerpo técnico que está conmigo. Además de París y Zaya, tenemos un profe de Buenos Aires, Raúl Rípoli, que nos planifica la semana laboral y tiene las evaluaciones de los jugadores. Y está mi papá que trabajó mucho tiempo con nosotros y siempre aporta lo suyo por más que ahora esté en otro lado.

RdF – Sos hincha de Racing, ¿soñás con dirigir a la gloriosa Academia?
PG – (Risas) Bueno, soñar no cuesta nada, ¿no? ¿A quién no le gustaría? Sé que es difícil… La verdad tuve la chance de dirigir alguna división allá, pero preferí sinceramente quedarme acá porque estamos bien con mi familia y con el club y además me gusta dirigir Primera.

RdF – Supongamos que te ofrecen dirigir cualquier equipo del universo, ¿cuál elegís?
PG – Mirá, quería venir al club más grande de Bariloche y estoy en Cruz del Sur. Así que si me dan a elegir, me quedo con el más grande del país: El glorioso Racing Club de Avellaneda…

RdF – ¿Cruz del Sur campeón del Federal B y ascendido o Racing campeón del Mundial de Clubes? Ambos bajo tu conducción técnica, claro…
PG – Cruz del Sur campeón y ascendido al Federal A
y te explico la razón: todo lo que cuesta se disfruta mucho más y dentro del contexto en el que estamos, todo tiene más valor. Es como le digo a los jugadores: ellos dignifican la profesión y al fútbol, así que todo se disfrutaría con mayor magnitud. (Risas) Además Racing ya salió campeón del mundo y va a ser muy complicado que otro equipo de Bariloche consiga lo que ha logrado Cruz del Sur en este tiempo, van a pasar muchos años. Y esto quiero recalcarlo porque son muy críticos con nosotros cuando por ahí no ganamos un partido y eso se debe a que la vara hoy está bastante alta y fueron estos muchachos los que la pusieron ahí.

 

FOTOS: Pablo Gomis, Markitoz Ojeda y Facundo Pardo

 


Maru Burak

Acerca Maru Burak

ver todas las publicaciones

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2005 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces. Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo. Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona. En El Rincón cubro mayormente a la Selección Argentina Femenina y al fútbol femenino de España, con la idea de ir sumando ligas y equipos a la cobertura. También doy una mano con otros torneos donde juegan ELLOS, porque los hombres también juegan al fútbol... ¿NO? Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo. Soy MESSIsta, BANINIsta, fan de Aldana Cometti, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida. Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

1 Comentarios en este artículo

  1. Avatar

    Un maestro, ojalá pronto lo acompañe la infraestructura propia del club

    Cristian / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*