Alejandro Ayala, ¿hasta dónde se puede soñar?

¿Hasta dónde podes soñar? “Nunca se deja de soñar” sería la respuesta de Alejandro Ángel Ayala, delantero de Sacachispas, de 42 años, que se prepara con ahinco y ganas para debutar en la Primera B Metro, cosa que muchos hinchas quieren y acompañan,

¿Motivos? El flaco fue el autor del gol de oro a Fénix que definió una serie por el ascenso, el gol que decretó el ascenso a Victoriano Arenas que sentenció el ascenso y logró el gol ante San Martín de Burzaco, que dio cuenta que el equipo tenía pasta de campeón.

Y cuando te apoyan incondicionalmente: “Bueno, papi, dije que no era tu despedida. Lloramos tanto y la sufriste mucho. Volvés al ruedo y dás que hablar todavía. Papi, hoy te veo un pibe entusiasmado. Viejo, te miro y te admiro la fuerza que tenés cada día… sos lo más grande que tengo, papi, con mi mamá y mis hermanos… Perdón por hacerte enojar muchas veces pero sos lo que más amo en el mundo, vos lo sos todo para mí, viejito, mi amigo, mi compañero, lo sos todo, pá, y ojalá algún día pueda devolverles todo a vos y mi mamá por lo que hacen día a día. Te amo y vamos Ángel, que te queda mucha pólvora todavía y tinta en el tintero es lo que te sobra, campeón”.

Con estas palabras, Milagros Anael (15), hija de Alejandro Ayala (42), ve cómo la ilusión entrena con él para cumplir el sueño de jugar en la B.

Alejandro Ayala en la pretemporada del Lila.

 

Momentos históricos del Flaco y su hija.

 

Cristina con Zoe en camino, Rodrigo, Milagros, Priscila, Felipe, Santino.

Omar Prospero

Acerca Omar Prospero

ver todas las publicaciones

Soy Omar Próspero un nene grande que juega al periodista deportivo, En El Rincón del Fútbol, llegue por casualidad y curioseando.. Se de la campaña de Catanzaro, (el equipo de mi viejo ) y otros caprichos y empecé a compartir mis notas, mis ideas y mi berrinches (es “off said” y “el 9 es un burro”), y me siento que estoy con amigos. Además de colaborar con El Rincón…, en lo que pueda, intentare retratar la vida de gente del ascenso, que con esfuerzo y con mucho o poco éxito intentar reflejar ese esfuerzo en algo que llamaríamos “Exportados”, donde jugadores, profes y DTs, cuenten como se fueron, que sienten estando afuera.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*