A-League: Western Sydney Wanderers se quedó con el clásico y la punta

En Sydney mandan los de Marcus Babbel, que sumaron su tercer pleno de victorias. Melbourne City se acomodó como escolta al terminar con el invicto del novel Western United.

La ciudad olímpica de 2000 vibró con la edición número 22 del clásico local y festejó el más débil. En el Bankwest Stadium, Western Sydney Wanderers se dio el gusto y venció 1-0 a Sydney FC, para cortar la sequía de 6 juegos sin imponerse ante su enemigo citadino.

En silencio los entrenados por el alemán Marcus Babbel se consolidan en la cima con 9 de 9 y disfrutan de un arranque para la ilusión.

El desnivel llegó a los 19 minutos de partido. Presión de Daniel Georgievski en la derecha y pelota robada a Paulo Retre. El macedonio escaló por el andarivel y mandó un centro al corazón del área. Fue espectacular el cabezazo casi de palomita de Mitchell Duke para ubicar el cuero bien pegado al travesaño. Golazo del capitán que ya cosecha 3 dianas en igual cantidad de presentaciones.

Melbourne City acabó con el inmaculado Western United y lo derrotó 2-1 a domicilio, en el GMHBA Stadium. Recompuso su imagen el conjunto que dirige el francés Erick Mombaerts luego de la paliza sufrida en la final de la FFA Cup porque es el único escolta de los “Wanderers”, a 2 unidades.

El implacable goleador volvió a encenderse y el “City” disfruta de su gran momento. Jamie McLaren imprimió factura por duplicado y cosecha la friolera suma de 14 gritos en 10 juegos (incluidos aquellos con el seleccionado de los “Socceroos”).

A los 32´ McLaren bajó de pecho un envío frontal de Denis Genreau y con un latigazo de zurda metió el balón por entre las piernas del arquero Filip Kurto.

Los de Geeland alcanzaron la paridad con una jugada decisiva. Minuto 64 y una imprudente barrida de Harrison Delbridge sobre Scott McDonald dentro del área fue castigada con la pena máxima. Segunda amarilla para defensor y temprano a las duchas. Penal que el infalible Besart Berisha transformó en gol y empate para el dueño de casa.

Con un hombre de más, el “United” se fue a la carga por el triunfo. Pero a 5 minutos del epílogo, otra vez McLaren encendió su motor para una nueva carrera hacia el festejo. Largo pelotazo de Joshua Brillante para la corrida de Jamie, quien dejó picar la bola y castigó de derecha a Kurto para el postrero 2-1 definitivo.

Primera victoria para Perth Glory y fue en condición de visitante. El subcampeón de la A-League dio cuenta de Wellington Phoenix por 2-1 y es uno de los 3 invictos que tiene el campeonato.

El cambio de aire le sentó bien a Bruno Fornaroli, ya que convirtió su primer tanto con la camiseta del “Glory”. A los 11´, el uruguayo recibió dentro del área un centro atrás de Diego Castro y cacheteó con la punta del botín para el 1-0 del visitante.

Minuto 33 y Perth gozó de buena salud porque Fornaroli se vistió de pasador y le bajó a Chris Ikonomidis una pelota dentro del área. Volea del extremo nacido en Sydney para elevar al cuenta a 2.

Los “Nix” tuvieron su consuelo en el quinto minuto de tiempo adicional. El mexicano Ulises Davila descontó de penal y sumó su segunda diana en el fútbol de Australia.

Adelaide United sigue de festejo y voló hacia su primer triunfo en el torneo. En el McDonald Jones Stadium, el campeón de la FFA Cup se impuso 2-1 a domicilio sobre Newcastle Jets con un Riley McGree inspirado.

Los “Jets” comenzaron bien de papeles porque el panameño Abdiel Arroyo quebró el cero en el minuto 37. De un saque lateral de Matthew Millar hubo mérito exclusivo de “El Pistolero”, quien bajó la pelota con el pecho y entre tres rivales desenfundó un disparo bárbaro que dejó sin chances al portero Paul Izzo.

Era todo risas hasta que Riley McGree se puso el equipo al hombro y un doblete suyo corrigió el rumbo de los dirigidos por Gert Verbeek. A los 49´, un centro al punto del penal de James Troisi fue conectado por McGree para el empate.

Y a la hora de partido un córner desde la derecha muy cerrado se transformó en gol olímpico de Riley (floja reacción del arquero Glen Moss, digamos todo). Quinto tanto en 5 partidos para el joven volante de 20 años.

Melbourne Victory rugió fuera de casa y balanceó su inventario, porque ahora conoce los 3 resultados. En su excursión al Suncorp Stadium, los de Marco Kurz batieron 1-0 a un Brisbane Roar que tiene apenas 1 punto de 9.

No es fácil reconstruir la moral de un equipo que fue golpeado en las semifinales de la temporada anterior y que ya no cuenta con su fichaje estrella Keisuke Honda. La responsabilidad recae solamente en el sueco Ola Toivonen y la presión que se impone por sí solo el “Victory”, a veces le juega una mala pasada.

Tuvo que aparecer uno de los que tienen mayor experiencia – sobre todo con la selección de los “Aussies” – y la primera alegría al fin llegó. Minuto 19 y Andrew Nabbout corrió 1 contra 1 hacia la tierra prometida con la pegajosa marca del inglés Macaulay Gillespey. El delantero aguantó la embestida y cuando salía el portero Max Crocombe le hizo un túnel para convertir el solitario gol del encuentro.

(Fuente: Hyundai A-League Twitter)

(Foto: ABC Australia)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*