A-League: Sydney amplió la brecha a fuerza de goles

El campeón australiano abrió su mano y rugió como nunca para confirmar su liderazgo. La “Gloria” fue toda de Perth, que vapuleó al “City” a domicilio y salió del fondo del océano. El “extranjero legal” se acostumbró a cantar victorias y rancheras.

Noveno episodio de la fase regular en la Hyundai A-League y hay un puntero que se corta solo. En el Nestrata Jubilee Stadium de la ciudad olímpica de 2000, Sydney FC aplastó 5-1 a Brisbane Roar y estiró a 5 unidades la distancia para con el resto de los mortales.

Quinto éxito consecutivo para los dirigidos por Steve Corica, que en apenas 42 minutos definieron el partido. El cielo de Sydney se tiñó de celeste a los 7´ con un desborde de Kostas Barbarouses que contó con una ayuda involuntaria. Tras el centro del neozelandés, la pelota se desvió en el escocés Tom Aldred y le quedó servida a Adam Le Fondre, quien no perdonó y puso el 1-0.

Minuto 25 y fue casi calcado el segundo grito del anfitrión. Otra vez Barbarouses en la derecha y un envío al punto del penal en busca de un compañero que ingresara en soledad. Fue el serbio Milos Ninkovic quien llegó preciso y precioso para elevar la cuenta a 2.

No lo van a creer, pero a los 42´ el negocio volvió a estar en la derecha. No escarmentó el visitante con descuidar a Barbarouses y el neozelandés metió otro centro rasante hacia el área rival. Le Fondre apenas pisó la 18, decidió darle como venía con enorme categoría y colocó el cuero en el ángulo superior derecho de la valla defendida por Jamie Young. Un verdadero golazo.

Sobre el cierre del encuentro, el dueño de casa presionó a fondo el pedal del acelerador y convirtió 2 dianas más. A los 86´, una triangulación que se inició con un toque de Le Fondre para el pique de Alexander Baumjohann, terminó con la definición de Trent Buhagiar para el 4-0.

Pasaron 2 minutos y el inglés Le Fondre decidió llevarse la pelota a su casa. Centro desde la derecha – vaya novedad – de Buhagiar y Adam tuvo que arrojarse en palomita para conectar y sellar su triplete.

El mancillado honor de Brisbane tuvo al menos un grito como para no quedarse zapatero. A los 95´, Ryan Teague lo bajó a Stefan Mauk dentro del área y el árbitro iraní Faghani señaló el penal. Roy O´Donovan lo cambió por gol y quedó impreso el 5-1 definitivo.

Melbourne City sufrió un inesperado golpe y cedió terreno. En el AAMI Park, Perth Glory lo goleó 3-0 e interrumpió una serie de 4 triunfos en fila como local.

Un extraño tanto abrió el marcador en el minuto 26. Un remate con pifia del español Juande en la media luna del área hizo elevar la bola hacia el punto del penal. Bruno Fornaroli pareció tener un imán en la cabeza y conectó el balón cuando bajó rápidamente, para dejar descolocado al arquero Dean Bouzanis y quebrar el cero.

Apenas iniciado el complemento, la fatalidad golpeó a la puerta del “Heart” y el equipo sufrió un paro cardíaco. El suizo Gregory Wüthrich encontró un buscapié y le dio bastante mordido. En el camino, Harrison Delbridge quiso rechazar pero no hizo más que introducir la caprichosa en propia puerta.La estocada final llegó a los 71´, cuando Tomislav Mrcela cabeceó al gol un envío de Neil Kilkenny y liquidó el pleito.

Wellington Phoenix lo ganó con el tiro del final y cosechó su tercer triunfo al hilo. En el Eden Park de Auckland, los “Nix” dieron cuenta de Western Sydney Wanderers por 2-1 y ya se acomodaron en el quinto puesto de la clasificación.

A los 48´, David Ball rompió las filas defensivas de los “Wanderers” con un pase frontal que puso a correr a Jaushua Sotirio. Pelota picando y toque sutil por encima de la cabeza del arquero Daniel Lopar para inaugurar el score.

Sin embargo, el visitante recogió el guante en el minuto 64 con un gol netamente europeo. Buen pase filtrado del macedonio Daniel Georgievski en dirección a Nicolai Müller y el alemán definió cruzado para empardar las acciones.

Hasta que vino el desahogo local, a los 89´ y de penal. Ulises Dávila disparó casi cayéndose dentro del área y la bola dio en la mano del suizo Pirmin Schwegler. El referí Daniel Elder se sacó la duda con el VAR y finalmente confirmó la pena máxima. El mexicano Dávila volvió a mostrar su temple habitual y fue infalible desde los 12 pasos, para asegurar la victoria y sumar su sexto grito en la A-League.

Adelaide United se recuperó y venció 3-1 a Newcastle Jets, en el Coopers Stadium. El campeón de la FFA Cup dejó atrás el tropiezo en casa frente a los “Nix” y se consolidó en el tercer puesto.

A la media hora de juego, los comandados por Gert Verbeek golpearon primero, cortesía de George Blackwood. Sensacional desborde de Alhassan Toure en la derecha y centro de la muerte para la limpia llegada de Blakwood, quien solamente la tuvo que empujar.

Pero a los 48´, un balón detenido obtuvo máxima rentabilidad para los “Jets”, que volaron hacia el empate. Córner de Dimitri Petratos desde la izquierda y soberbio cabezazo de pique al suelo de Matthew Millar.

El “United” recuperó la compostura a 7 minutos del epílogo, con el postrero tanto de la victoria. De un lateral que jugó Michael María en la banda izquierda, llegó una formidable jugada de James Troisi, quien se fue sacando rivales de encima hasta internarse en la tierra prometida. Con poco ángulo, el extremo nacido en Rose Park se floreó y metió la pelota entre Glen Moss y el primer palo, para rubricar su maravilla de gol.

Western United cambió a tiempo y celebró frente a Melbourne Victory, al imponerse 3-1 en el GMHBA Stadium de Geelong. El hermanito recién nacido de la ciudad olímpica de 1956 no para de sorprender, ya que además de quedarse con esa suerte de clásico, también avanzó al cuarto peldaño de la escalera a los play-offs.

La “Big V” mostró sus credenciales primero, cuando se puso en ventaja en el minuto 14. Jakob Poulsen lo buscó a Andrew Nabbout y el delantero oriundo de Carlton sacó un latigazo de derecha que dejó sin recursos al arquero Filip Kurto.

“United” no se desesperó y 3 minutos más tarde dejó todo como al principio. Centro de Connor Pain desde la izquierda y cabezazo goleador del experto rompe redes, nada menos que Besart Berisha.

Una pelota parada fue motivo de desnivel para el marcador porque el anfitrión se puso 2-1 arriba a los 24´. Envío de Alessandro Diamanti y gran anticipo ofensivo de Panagiotis Koné para enderezar la nave.

Los defensores visitantes no tenían armas para contrarrestar el despliegue ofensivo del “United” y Berisha volvió a exhibir sus pergaminos. Centro – esta vez desde la banda derecha – de Joshua Risdon y el especialista kosovar dijo que sí con la cabeza, para redondear su doblete y cumplir con creces la inexorable “ley del ex”.

(Fuente: Hyundai A-League Twitter)

(Foto Principal: Sydney FC Twitter)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*