A-League: Melbourne Victory se dio el gusto en el clásico

La “Big V” tuvo un paseo alocado por la casa de su vecino y repitió el resultado de hace casi 2 años. Perth surfea hacia la solidez con un set lapidario. En Nueva Zelanda, Sydney mantuvo la racha invicta y el liderazgo.

Undécima fecha en la A-League y se niveló un poco hacia abajo la pelea por ingresar a la post temporada. En el último lugar disponible para los play-offs hay 6 equipos separados por 4 puntos, lo que muestra la paridad en la zona baja de la tabla.

Melbourne Victory golpeó primero y se impuso 2-1 sobre Melbourne City, para hacerse dueño de la ciudad olímpica de 1956. Fin de la racha de 3 caídas consecutivas fuera de casa y qué mejor que hacerlo en el AAMI Park de los “Cityzens”, como aquel 2 de marzo de 2018 (la última vez que venció a su rival citadino en su propio reducto).

A los 15´, una espectacular palomita de Ola Toivonen conectó una bola cruzada desde la derecha de Andrew Nabbout y no hubo nada que hacer para el arquero Tom Glover.

Minuto 41 y otra vez la fórmula del gol tuvo su recompensa. Nabbout con el envío desde la derecha y un rebote en Curtis Good descolocó a Glover, quien salvó a puro reflejo lo que iba a ser un autogol. Pelota servida para Toivonen y el sueco solamente tuvo que decir que sí con la cabeza para conseguir el doblete.

Los de Erick Mombaerts volvieron al partido con el descuento a los 56´. Córner corto que terminó en un centro de Javier Cabrera y cabezazo de pique al suelo de Harrison Dellbridge para el 1-2. Sin embargo, no hubo reacción para “The Heart”, que dejó de latir ante su enemigo acérrimo.

Perth Glory jugó al tenis con Newcastle Jets y le encajó un contundente 6-2 en el HBF Park. Tercer halago en fila para los comandados por Tony Popovic, que se instalaron en el cuarto peldaño de la tabla.

Un gran tiro libre del español Diego Castro desbloqueó el resultado a los 15 minutos de partido. Los “Jets” recogieron el guante y 9 minutos más tarde establecieron la paridad, con 2 cabezazos en el área rival: Matthew Millar la bajó y Nikolai Topor-Stanley la mandó al fondo de las mallas.

El “Glory” gozó de buena salud porque a los 33´ recuperó la ventaja. Ben Kantarovski lo cruzó a James Meredith dentro del área y el árbitro Adam Kersey marcó penal. Neil Kilkenny lo cambió por gol y 2-1 arriba el anfitrión.

Apenas iniciado el complemento llegó el tercer grito de color violeta. Joel Chianese se animó a un zurdazo desde la media luna del área y no estaba bien parado el arquero Glen Moss (pareció molestado por el sol). Pelota adentro y diferencia de 2 para los de Popovic.

Una patriada de Steven Ugarkovich acortó la brecha a los 51´, cuando se metió dentro del área local y definió por bajo ante el achique de Liam Reddy.

Apenas un oasis para los “Jets” porque no hubo chance de acercarse a un vuelo placentero. Es que el “Glory” se encargó de agitar con turbulencia al señalar 3 goles más, que decoraron el tenístico marcador.

Minuto 58 y un suave disparo de Bruno Fornaroli se hizo más lento aún cuando se desvió en Kantarovski. Dramático desenlace de la jugada porque el balón se dirigió en cámara lenta al inevitable destino de gol.

A los 71´, una contra manejada por Diego Castro terminó en otro grito de Fornaroli. El uruguayo recibió el pase del español y de zurda castigó a Moss desde afuera del área.

La goleada se completó a 7 minutos del ocaso, con otra diana de Castro. Derechazo desde la media luna del área y balón junto al poste izquierdo de Moss, para redondear el doblete y el inamovible 6-2.

Sydney FC se trajo 1 punto del país vecino y continúa como líder absoluto del torneo. En su visita al Westpac Stadium, los “Sky Blues” igualaron 2-2 con Wellington Phoenix y estiraron a 7 los encuentros sin conocer la derrota.

No hay peor idea que descuidarse ante el goleador de la A-League y ese pecado cometieron los “Nix” a los 14´. Kostas Barbarouses habilitó a Adam La Fondre en la derecha y hubo un instante de duda que resultó fatal. Apresurada salida del arquero Stefan Marinovic e indecisión de Luke DeVere en no rechazar. El inglés aprovechó la falta de comunicación entre ambos y convirtió su undécimo tanto en el certamen.

Pero los neozelandeses no se amedrentaron y redoblaron la apuesta porque dieron vuelta el marcador en un espacio de 12 minutos. A los 25´, un desborde desde la izquierda por parte de David Ball fue capturado en el segundo palo por Reno Piscopo.

Y en el minuto 37, el mexicano Ulises Dávila llegó preciso y precioso en el punto del penal para mandar adentro un centro de Piscopo desde la derecha. Séptimo gol para el azteca en su temporada estreno en Australia.

Una calamidad acomodó las piezas de Sydney, con el empate a los 56´. Un centro desde la derecha picó dentro del área local y rebotó en el pecho de Steven Taylor, para transformarse en un fatídico gol en contra.

Western United rescató un agónico empate y no pudo acercarse más allá del podio. En el Bankwest Stadium de la ciudad olímpica de 2000, el novel equipo de la A-League igualó 1-1 con Western Sydney Wanderers con un gol en el minuto 87.

Los dirigidos por el alemán Markus Babbel no levantan cabeza y cosechan 7 juegos sin ganar. Por su parte, el “United” estiró a 3 partidos la racha invicta.

Los “Wanderers” quebraron el cero a los 79´ gracias a un balón detenido. Córner desde la izquierda y peinada en el primer palo de Keanu Baccus. Por el fondo apareció el alemán Patrick Ziegler, quien de cabeza adelantó a los dueños de casa.

Era todo risas hasta que el visitante le pagó con la misma moneda. Minuto 87 y un envío desde la izquierda de Connor Pain fue justito para la cabeza de Aaron Calver, que le cambió la trayectoria a la redonda y batió al arquero suizo Daniel Lopar.

Central Coast Mariners salió del fondo del océano y obtuvo su tercera victoria en el campeonato. En la bahía de Gosford, los de Alen Stajcic dieron cuenta de Adelaide United por 2-1 y dejaron de ser colistas.

Rápida ventaja de los “Mariners”, que a los 4 minutos de juego ya ganaban. Gianni Stensness bajó una pelota de cabeza hacia el punto del penal y Kye Rowles le dio algo mordido, pero suficiente para dejar sin chances al portero Isaac Richards.

Faltaban 4 minutos para irse al descanso y Milan Djuric construyó un golazo. El serbio recibió una pelota rechazada cerca de la media luna del parea y se acomodó para sacar un misil que se coló junto al poste de la mano derecha de Richards.

El campeón de la FFA Cup tiró sus pergaminos encima de la mesa y en el primer minuto de la etapa final respondió con un maravilloso tanto. Ben Halloran en la derecha cambió la bola para la pierna zurda y encendió la mecha para una terrible bomba que explotó en el ángulo superior derecho de la valla custodiada por Mark Birighitti. Sin embargo, no hubo reacción visitante y el festejo fue netamente costero.

(Fuente: Hyundai A-League Twitter)

(Foto Principal: Fox Sports Australia)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*