África Mía: “Grito de Libertad”

Stephen (Steve) Bantu Biko fue la víctima más reconocida que se llevó el sistema de segregación racial sudafricano conocido como apartheid. Biko fue un activista que abrió el panorama aún más que el reconocido Nelson Mandela, ya que pidió y luchó también por la inclusión y el reconocimiento de los derechos de mestizos, mulatos, zambos e indios.

Biko, fundador de la “Revista Negra”, se convirtió en la figura emblemática de un pueblo oprimido. Esto no le gustaba a las autoridades (ni mucho menos al “sistema”). En 1976 se produjo un terrible hecho que marcó un antes y después en la historia sudafricana: la masacre de los estudiantes de Soweto. En esta ciudad (justamente la que eligió la Selección Argentina para concentrar durante el Mundial 2010), un grupo de jóvenes reclamaban que se incorpore el idioma inglés en el aprendizaje escolar en lugar del afrikaans, lengua nativa propia de una minoría blanca.

Unas 10 mil personas marcharon por las calles de Soweto con pancartas que decían “abajo el afrikaans” o “si nosotros aprendemos afrikáans, que Vorster [el Primer Ministro] aprenda zulú”. La policía reprimió y el triste saldo fueron 23 estudiantes muertos y más de 1000 heridos.

Luego de esta masacre, comenzó la caza de Biko. Fue detenido en varias ocasiones, pero en agosto de 1977 fue encarcelado en Port Elizabeth y torturado por la policía. Murió el 12 de septiembre.

“Cuando intento dormir por la noche; sólo sueño en rojo; el mundo exterior es blanco y negro; con sólo un color muerto”, cantaba Peter Gabriel tres años más tarde, a modo de homenaje.

Primero Biko y siempre Madiba. Nelson Mandela permaneció detenido 27 años y fue en 1994 que pudo intervenir en la política sudafricana para terminar con el sangriento apartheid. Elegido presidente, comenzó una nueva era de igualdad, paz y reconocimiento de los derechos de todos los sudafricanos. El deporte también sirvió como herramienta para disminuir la tensión racial y – lo más importante – para construir una nación. Primero fue el rugby (lo describe muy bien Clint Eastwood en su filme “Invictus”) y ahora le tocaba al fútbol.

La XX edición de la Copa Africana de Naciones se disputó en Sudáfrica, en 1996. Allí el seleccionado local, los “Bafana Bafana” (significa “Muchachos” en afrikáans) querían impresionar al continente y lograr una hazaña deportiva.

Con dos victorias (3-0 a Camerún y 1-0 sobre Angola) y una derrota (0-1 ante Egipto), Sudáfrica se quedó con el primer lugar del grupo A y logró pasar a cuartos de final. Allí superó con esfuerzo a Argelia 2-1 y en semis venció con autoridad a Ghana por 3-0.

El 3 de febrero, en el estadio Soccer City de Johannesburgo y ante 80 mil personas, Sudáfrica se impuso 2-0 a Túnez en la final y se quedó con su primer (y hasta ahora único) título continental.

Los “Bafana Bafana” con la copa y su líder espiritual. Mandela y Biko siempre serán una fuente de inspiración (Foto: sascoc.com)

Los nombres que más se escuchaban en el Continente Negro eran los de Lucas Radebe, Philomen Massinga,  Mark Williams, Shaun Bartlett y John Moshoeu, figuras del seleccionado campeón.

Sin embargo, la imagen era la de Nelson Mandela; pero el recuerdo siempre presente iba a ser el de Steve Biko. El director Richard Attenborough contó su historia en el film “Grito de Libertad”, protagonizado por Denzel Washington; Peter Gabriel terminaba su canción con la frase “Y los ojos del mundo están mirando ahora”; Lucas Radebe, el capitán de los Bafana Bafana levantaba la copa y saludaba a un país que empezaba a unirse a través del deporte. Algunos juraban que el grito de “campeón” encerraba tres palabras: igualdad, hermandad y – más presente que nunca – libertad

(Foto: unlugarparalamemoria.blogspot)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 45 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

1 Comentarios en este artículo

  1. Avatar

    Me encantó! Muy emotiva Emi!! felicitaciones 🙂

    Diego González / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*