AFCON 2019: Senegal y Nigeria son los primeros semifinalistas

A los “Leones de Teranga” les costó un poco más de lo esperado, mientras que las “Súper Águilas” recién sobre la hora pudieron festejar.

Arrancaron los cuartos de final de la Copa Africana de Naciones y 2 candidatos cumplieron con la tarea de confirmar su presencia entre los 4 mejores del certamen.

En el 30 June Air Defence Stadium de la ciudad de El Cairo, Senegal batió 1-0 a Benin y se clasificó a las semifinales por quinta vez en su historia. En tres ocasiones los “Leones de Teranga” quedaron en el cuarto puesto y su mejor actuación fue la final alcanzada en 2002 (derrota en los penales ante Camerún).

Para las “Ardillas” ha sido el torneo donde más lejos llegaron. De quedar afuera en la fase de grupos en sus primeras 3 participaciones, en esta edición se dieron el gusto de alcanzar los cuartos de final … ¡sin siquiera haber ganado un solo partido!.

Fue Benin el que avisó con una chance muy clara: tiro libre de Cebio Soukou desde el borde del área y de manera imperfecta la conectó de taco Mickael Poté. Milagro en el área senegalesa porque la bola se fue apenas ancha sobre el vertical izquierdo.

El arquero Alfred Gomis tuvo muchas ganas de aparecer en un especial de fin de año, en la sección “burradas”. Un pase atrás de su compañero Youssouf Sabaly le quedó para su pie derecho. El portero senegalés quiso rechazar y se mandó una pifia grosera. La bola tomó un raro efecto y en cámara lenta se dirigió hacia el arco. Otra vez se salvaron los “Leones de Teranga” porque la caprichosa se escapó por un costado. Brazos arriba de Gomis y pedido de disculpas por la angustia que le generó a su país.

Pero al minuto 69 terminó el recreo y Senegal volvió a ser el de siempre. Magnífica jugada colectiva que terminó en la red beninesa: la inició Idrissa Gueye en la mitad de la cancha y tocó hacia Sadio Mané. El delantero de Liverpool eludió a un rival y vio que Gueye había picado al vacío. Pase rasante para el volante del Everton, quien se internó en la tierra prometida y venció al portero Allagbé con un disparo cruzado. Buena química con música de los Beatles y los senegaleses sacaron un “boleto para pasear” (a semifinales).

Los dirigidos por Aliou Cissé tomaron confianza y estuvieron cerca de liquidarlo. Una contra casi termina en el segundo pero una salvada in extremis de Emmanuel Imorou en la línea, le ahogó el grito de gol a Mané.

Gueye volvió a hacer gala de su velocidad y en otra réplica se iba derechito hacia el arco de Allagbé. Olivier Verdon no tuvo más remedio que bajarlo antes de entrar al área y se ganó la roja directa.

Sufrió más de la cuenta y recién después del gol pudo justificar la victoria. Senegal sigue en carrera y ahora espera por el ganador de Madagascar vs. Túnez.

Nigeria consiguió un agónico éxito 2-1 sobre Sudáfrica y volvió a sentirse parte de los “4 Fantásticos” luego de 6 años (la última vez que estuvo en semifinales fue precisamente en la edición que levantó la copa, en 2013).

Las “Súper Águilas” se quedaron con el duelo más excitante de los octavos de final, luego de imponerse 3-2 sobre el campeón saliente Camerún. Por su parte, los “Bafana Bafana” dieron el golpe al cargarse nada menos que a Egipto, dueño de casa.

El Estadio Internacional de la capital egipcia fue el escenario de una intensa batalla, que antes de la media hora de juego ya tuvo su primera anotación.

A los 27´, un desborde de Alex Iwobi tuvo como destinatario a Samuel Chukwueze. El volante de Villarreal remató de primera y el balón rebotó en un rival. Le quedó nuevamente como si hubiese construido una pared involuntaria con un defensor y en segunda instancia sí pudo darle de lleno. Nada que hacer para Ronwen Williams y 1-0 arriba Nigeria.

Los del alemán Gernot Rohr tenían todo bajo control y estaban más cerca del segundo que los sudafricanos de un impensado empate. Hasta que sucedió lo impensado con una pelota parada.

Minuto 70 y un tiro libre cayó dentro de la 18 nigeriana. La máxima del fútbol tuvo un capítulo más de confirmación, porque 2 cabezazos en el área terminan siendo gol. Peinada de Sandile Hlanti y gran testarazo bombeado de Bongani Zungu para empardar las acciones.

Sin embargo, Nigeria le pagó a Sudáfrica con la misma moneda (además de aprovechar un fallo garrafal). A los 89´, un tiro de esquina desde la izquierda por parte de Moses Simon tuvo el horrendo error de cálculo del arquero Williams. Sin timing para el manotazo y el agradecido fue William Troost-Ekong, quien solamente la tuvo que empujar.

Fue justo el triunfo de la “Súper Águilas” y no merecieron que haya llegado tan tarde. En el paso previo a la final se verán las caras con el vencedor del duelo entre Costa de Marfil y Argelia.

El postrero grito de Troost-Ekong sirvió para meterse en semifinales (Foto: Diario AS)

(Foto Principal: Diario Marca)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*