AFA a la española

Todos los argentinos recordamos la era de Julio Grondona al frente de la AFA, cuando el fútbol argentino estaba plagado de negocios turbios y los más poderosos no paraban de enriquecer sus arcas. Ahora el que trató de imitar a su colega fue Ángel María Villar, quien actualmente es el presidente de la Federación Española de Fútbol.

Hoy a la mañana la Guardia Civil española irrumpió en la sede de la F.E.F.;tenía pruebas contundentes que dentro de ese edificio se estaban cometiendo actos de corrupción y que no era cualquier funcionario el que las estaba efectuando. Todas las pruebas apuntaban a que Villar estaba realizando maniobras extrañas dentro de la sede, justamente para favorecer los negocios de su hijo, Gorka Villar, que fue el que más se vio beneficiado en los negocios de su padre.

Además de los Villar, el que también se encuentra bajo sospecha es Juan Padrón, que ocupaba el cargo de vicepresidente económico de la F.E.F. “Se ha podido determinar como el vicepresidente económico de la F.E.F. se habría excedido presuntamente en sus facultades de administración del patrimonio de la Federación, causando perjuicio a la misma”, declaró la Guardia Civil en un comunicado.

Las primeras investigaciones apuntaban a que Ángel María Villar estaba realizando arreglos con dirigentes territoriales a los cuales solamente le pedía que voten a su favor, para poder seguir al mando de la Federación. Cargo que cumple hace ya 29 años y de finalizar este mandato llegaría a los 32, supuestamente según Villar sería el último.

Amistoso entre España 6 – 1 Corea del Sur

 

Según El País, varios partidos de la selección española estarían bajo la lupa, sobre todo el que jugó el 1 de julio de 2016, en la cual se enfrentó ante Corea del Sur. El Juez Pedraza indaga la sociedad Sport and Advisers, en la cual el único administrador de este despacho de abogados es Gorka Villar, y se presume que por sus manos pasaba la gestión de derechos de imagen y retransmisión de partidos de la selección española.

El aprovechamiento de los cargos que cumplían Villar y Padrón fue una tentación para ellos y dejaron de ver el manejo del fútbol como un función que debían cumplir para ayudar a los clubes y sus hinchas, que esperaban toda la atención de ellos para mejorar aún más la liga española. Pero estos empezaron a manchar la pelota, no querían irse con los bolsillos vacíos y trataron de esconder de alguna manera la salida de millones de euros de la E.F.E. Ahora deberán pasar la noche en los calabozos de la Guardia Civil, esperando y recordando el momento en el cual quisieron tomar el mismo camino que sus colegas de la A.F.A.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*