ACL 2020: Ulsan Hyundai y Persépolis decidirán el título

Los surcoreanos ganaron un dramático partido ante Vissel Kobe y regresan a una final luego de 8 años. Los iraníes acertaron en los penales y van por su tercera corona.

El “Gran Continente” busca a su campeón y ya quedó definida la final de la Champions League Asiática. Ulsan Hyundai de Corea del Sur y Persépolis de Irán se verán las caras el próximo sábado, en el Estadio Al Janoub de la ciudad de Al Wakra, en Qatar.

En sintonía con este atípico año, el torneo de clubes más importante de Asia también sufrió sus modificaciones debido a la pandemia. Terminada la fase de grupos, la instancia de eliminación directa se agrupó en un cuadro correspondiente a la Zona Oriental y otro a la Zona Occidental, con duelos de eliminación directa en terreno neutral.

La definición en Occidente estuvo a cargo de Persépolis de Irán y Al-Nassr de Arabia Saudita, que igualaron 1-1 en suelo qatarí. Abderrazak Hamdallah adelantó a los sauditas de penal a los 36´ y Mehdi Abdi empardó para los persas con un cabezazo 6 minutos más tarde.

Sin modificaciones del resultado durante la prórroga, el finalista debió decidirse en la tanda de penales y allí se lució el arquero iraní Hamed Lak, que contuvo el disparo del brasileño Maicon. Ali Shojaei convirtió el quinto y decisivo, para sellar el triunfo por 5-3 y meter a Persépolis en una definición por el título luego de 2 años.

En la otra zona, la Oriental, hubo duelo entre surcoreanos y japoneses. Ulsan Hyundai se impuso 2-1 a Vissel Kobe en Doha y jugará la segunda final de su historia.

Los nipones golpearon primero con un tiro de esquina rasante de Takya Yasui desde la derecha y la solitaria aparición goleadora de Hotaru Yamaguchi, en el minuto 52.

A 9 del final hubo un poco de suspenso porque Uslan lo igualó pero el VAR lo confirmó un poco más tarde. Sucede que Yoon Bit-Garam disparó desde la media luna del área y en el camino desvió Bjorn Johnsen. Quedaban dudas acerca de la posición del noruego pero la mesa de control le confirmó al árbitro de Bahrein Shukralla que estaba habilitado.

Otro juego más al tiempo extra y en este caso parecía que nuevamente los penales entrarían en acción. Algo así, porque fue un disparo desde los 12 pasos al minuto 119 lo que desató el delirio surcoreano. Junior Negrao se tomó su tiempo para engañar al arquero Maekawa y sellar el postrero 2-1.

Persépolis jugará su segunda final de la Champions League Asiática. El “Ejército Rojo” alcanzó la gran definición en 2018 pero cayó frente a Kashima Antlers de Japón (2-0 en el marcador global).

Destino similar para Ulsan Hyundai, que solamente una vez jugó el encuentro decisivo pero con la diferencia que sí pudo hacerse con el título. En 2012 goleó 3-0 a Al-Ahli de Arabia Saudita y tocó el cielo asiático con las manos.

Será el primer enfrentamiento oficial entre ambos y también el estreno de contiendas entre Persépolis con un equipo surcoreano y de Ulsan Hyundai con un club iraní. En la edición 2010 se dio el único crossover entre equipos de ambos países: en Tokio, Seongnam Ilhwa Chunma derrotó 3-1 a Zob Ahan en la que fue la única final entre en un club de Corea del Sur y otro de Irán.

(Foto Principal: the-afc.com)


Emiliano Schiavi

Acerca Emiliano Schiavi

ver todas las publicaciones

Soy Emiliano Schiavi y siempre me interese por el fútbol internacional. Sin cable ni internet me las arreglaba leyendo el "Guerin Sportivo" o cualquier revista extranjera que solo se conseguía en algun kiosco del Centro. También me acompañaba algun VHS sobre la historia de los mundiales y nunca me cansaba de verlos. Por eso le preste atención al fútbol de Europa, Africa, Asia y - si estaba aburrido - Oceanía. Descubrí un medio maravilloso como la radio y conocí buena gente (grandes amigos) que me acercaron al Rincón del Fútbol en FB. La radio es una pasión, pero escribir es un deleite. Y todos los dias lo hago en este espacio de FB, donde investigo y me gusta informar y entretener. Mi mayor expectativa para este nuevo proyecto es seguir aprendiendo. Porque a los 40 años también se aprende, créanme. Tengo total libertad para expresarme, leer y ser leído. Porque nadie desafina cuando uno escribe lo que se le canta. Digamos todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*