Ábila, aprobado; Tévez, a marzo

Se terminó la temporada para Boca con la consagración en la Superliga. De los refuerzos, Wanchope terminó en alza y con goles. Tévez, el refuerzo estrella, en deuda.  

Época de receso para los clubes del futbol argentino con todas las miradas apuntando a la Copa del Mundo que en seis días inicia en Rusia. Y más allá de que es momento de descanso para los protagonistas y de trabajo de los dirigentes en pos de refuerzos para la próxima temporada, también es etapa de evaluaciones de lo acaecido durante este primer semestre. Y para el bicampeón del fútbol argentino no es la excepción.

Boca se prepara para una segunda parte del año que tendrá como principal objetivo la Copa Libertadores, luego la obtención del primer tricampeonato de su historia y por último, la Copa Argentina. Y para este semestre cargado de actividad (si es que supera a Libertad en los octavos de la Copa), comenzó la lluvia de nombres para reforzar el plantel. Pero, ¿cómo respondieron las incorporaciones del mercado de verano?

Guillermo sumó cinco refuerzos a comienzos de año: Carlos Tévez, Wanchope Ábila, Emanuel Reynoso, Julio Buffarini y Emanuel Más. Los rendimientos fueron disímiles: Ábila terminó en alza y ganándose la titularidad, Reynoso tuvo un rendimiento aceptable, los ex hombres de San Lorenzo alternaron buenas y malas y el refuerzo estrella de Boca, el “Apache”, muy lejos de cumplir con las expectativas que despertó su llegada.

Deseo de Daniel Angelicci más que pedido de Guillermo Barros Schelotto, el club de la Ribera le compró el pase a Cruzeiro de Brasil en junio del año pasado y lo cedió a préstamo por seis meses a Huracán. En enero se sumó al plantel para disputar con Walter Bou el centro del ataque “xeneize”. La misión: reemplazar a Darío Benedetto.

Siempre expresó su deseo de jugar con la azul y oro. “Llévame a Boca. Pagame por gol”, declaró en algún momento. Íntimo amigo de Carlos Tévez, el delantero cordobés debutó en un amistoso con Aldosivi el 17/01 anotando un gol. Pero al no ser de gusto del entrenador tuvo que esforzarse el doble: además de tener competencia propia con Bou, el “Mellizo” utilizó muchas veces a Tévez como referencia de ataque postergando a Ábila.

Fruto de su esfuerzo y obviamente sus goles, terminó ganándole la pulseada a Guillermo y obtuvo la titularidad. La lesión de Tévez sobre el final de temporada le dio la posibilidad de jugar y no la desaprovechó: marcó seis goles en la Superliga y dos en la Libertadores. Y se lo notó con confianza en crecimiento. Algo vital para un delantero como el que vive del gol.

Bebelo Reynoso le aportó una bocanada de aire fresco al ataque de Boca. Promesa de Talleres de Córdoba, empezó a llamar la atención desde que aquel partido en la Bombonera donde la rompió. Pero algunas cuestiones extras futbolísticas no convencían del todo para traerlo. Finalmente, a cambio de 1.500.000 de dólares y los porcentajes de cinco jugadores de Boca (Komar, Maciel, Palacios, Cubas y Messidoro), la operación se concretó y “Bebelo” llego al Xeneize.

Le costó un poco la adaptación, pero Guillermo siempre lo tuvo en consideración. Su primer partido como titular fue en el triunfo ante Banfield. Y debido a las múltiples lesiones que sufrió Boca en su derrotero hacia el título, jugos varios partidos más desde el inicio mostrando cositas interesantes.

Aunque no anotó goles, de su zurda salieron destellos de magia. Da la impresión de que aún no se soltó. Al menos que no animó a tomar el protagonismo que lucía en Talleres. Pero no hay dudas que es un jugador que tiene mucho más para dar con la azul y oro.

Frank Fabra siempre dio la sensación de no convencer del todo a Guillermo. Es indudable que en el ataque el colombiano puede ser letal. Pero también protagonizó serios yerros defensivos. En su momento, el DT de Boca impulso a toda costa el regreso de Jonathan Silva cosa que no sucedió. Quizás a sabiendas de que luego de la Copa del Mundo el lateral izquierdo emigre, Boca fue a buscar un jugador para que pelee el puesto con él. Y así llego Emmanuel Más.

El ex hombre de San Lorenzo llegó proveniente del Trabzonspor de Turquía a cambio de 2,4 millones de dólares. Durante las negociaciones siempre mostró sus intenciones de venir a la entidad xeneize con la intención de estar en la órbita de la Selección. Sabía que en la lucha con Fabra arrancaría de atrás. Jugó 5 partidos desde el arranque, incluido el de la consagración ante Gimnasia y Esgrima La Plata. Y anotó un gol ante Huracán en la última fecha.

El otro hombre con pasado en el CASLA y en la Selección nacional que fue a buscar Boca para reforzar su defensa fue Julio Buffarini. A diferencia de Más, la pelea de “Buffa” con su competidor fue más despareja: Leonardo Jara convenció fruto de su esfuerzo al cuerpo técnico y se adueñó del sector derecho de la defensa.

Buffarini llegó para ser el relevo de Jara y actuó de titular solo en caso de lesión del hombre con pasado en Estudiantes. Pero sí fue primer cambio de Guillermo para cerrar partidos haciéndolo jugar en el mediocampo, algo que no lo favoreció: en estas ocasiones se lo notó perdido e incómodo.

Fue expulsado por doble amarilla en el primer superclásico de verano. Y también estuvo en el debut copero ante Alianza Lima en Perú. El cordobés todavía no mostró su mejor versión.

Caso paradójico el de Carlos Tévez. El refuerzo más esperado, el que menos rindió. A pesar de que su llegada generó ruido, no despertó las mismas expectativas que en su primer regreso. Evidentemente el hincha de Boca aún está dolido por su partida a China. Aunque eso no imposibilitó que sea de los más ovacionados por el fanático “bostero”.

Aunque su jerarquía no se discute, se discute su rendimiento. ¿Está para ser titular en Boca? Le costó marcar diferencias como si su paso por el fútbol chino le estuviese pasando factura. Y en cierta manera se puede pensar si su presencia no es un inconveniente para Boca: es muy difícil que Tévez pueda estar en el banco. “Obliga”, con su nombre e historia, a ser titular. Incluso obligando a un cambio de esquema o colocándolo en la posición de nueve, ubicación en la que no siente cómodo, como él mismo expresó.

Su debut fue ante Colón, el mismo club al que enfrentó por última vez con la camiseta azul y oro antes de partir al Shangai Shenhua. Marcó su primer gol en esta tercera etapa ante San Lorenzo. Repitió ante Banfield y San Martín de San Juan. Marcó un gol clave ante Palmeiras por la Copa en Brasil. Y el quinto a Alianza Lima en el cierre del grupo H.

Sin embargo el reproche que se le vuelve a hacer es el mismo que se le remarcó en su primer regreso: en los partidos claves no aparece. En este semestre, el clásico ante River por la Supercopa Argentina, se lo notó apático, apagado, sin siquiera una dosis de rebeldía. Deuda pendiente de Tévez, que en la parte final se perdió un par de partidos por lesión.

A Tévez se le exige por nombre, por ser referente, por historia. ¿Podrá cambiar su imagen? ¿O será que esta versión es la que puede ofrecer en esta nueva etapa? “Vine para ganar la Copa”, expresó el “Apache” en su retorno. Quizás esa motivación le permita cambiar el chip y ayudar en la conquista de la ansiada séptima Libertadores.

Imagen destacada: Clarín


Lucas Blanco

Acerca Lucas Blanco

ver todas las publicaciones

Cuando pense que esto era una etapa pasada y perdida de mi vida, Dios quizo que nuevamente me reencuentre con esta pasion. Y el que entiende de "pasiones" (como bien dice el personaje de Guillermo Francella en el "Secretos de tus Ojos) no la cambia por nada. A lo sumo, la posterga, la oculta, pero siempre esta latente hasta que vuelve a despertar. Y un compañero de trabajo hizo de "despertador". Y aqui estoy junto a la gente del Rincon que con mucha generosidad me abrieron las puertas de este "lugarcito" que es combustible para mi vida. El futbol, el deporte en general. Los tatuajes. Los bichos. Los libros. La musica. Lo nacional y popular. Los codigos. Mis otros pasiones que me convirtieron en este loco enamorado que esta aqui para aportar lo poco sabe pero con muchas ganas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*