A dar vuelta la página

La vida de doble competencia permite olvidar rápidamente los malos momentos. Quizás Independiente se encuentre en ese lugar, post derrota en el clásico ante Racing pero concentrado cien por ciento en su partido debut por Copa Sudamericana, ante el brasilero Fortaleza.
El Rojo, último argentino en alzar el trofeo en 2017, pasó un miércoles bastante difícil. Después del entrenamiento matutino, el técnico Lucas Pusineri fue abordado por un grupo de alrededor de cincuenta personas (¿miembros de la barra brava?) en la puerta de Villa Domínico. Sólo cinco minutos duró la “charla” en la que le reclamaron más “huevo” y le recordaron que “esto es Independiente”.
En lo netamente futbolístico, Pusineri ensayó con todos los jugadores: los que fueron titulares en la derrota del domingo y los que no participaron. Además hizo varios cambios en relación al juego pero en cuanto a los nombres, sólo hubo dos variantes. Martín Benítez entró por Braian Romero y Alan Soñora, que viene de reserva, lo hizo en lugar de Cecilio Domínguez. El once que paró, entonces, fue: Martín Campaña; Fabricio Bustos, Alan Franco, Alexander Barboza, Juan Sánchez Miño; Lucas Romero, Domingo Blanco, Alan Soñora; Martín Benítez; Leandro Fernández y Silvio Romero. En el cierre, los ingresos de Roa por Soñora y de Domínguez por Fernández, dejaron en claro cuáles son las dudas que mantiene el entrenador de cara al encuentro de mañana.

Finalmente, Independiente quedó concentrado en el hotel Scala, a la espera del partido de mañana jueves desde las 21:30 horas, en el estadio Libertadores de América.
Fotos: Prensa Independiete
Por: Alejandro Bustos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*