Premier League: Los Blues volvieron a ganar y los Spurs quedaron a uno de los líderes

En los otros encuentros de hoy, el Chelsea volvió a la victoria superando 3-0 al último campeón, el Tottenham de Pochettino no pudo aprovechar el empate del City para ser único líder y West Ham volvió a ganar con un tanto de Lanzini. Mirá todo lo que dejó la octava fecha.

La jornada de sábado de la Premier League tenía atractivos encuentros que podían dar que hablar. Además del empate de Manchester City y el triunfo de Arsenal, que lo dejó puntero junto a los skyblues, el Chelsea andaba en búsqueda de volver a triunfar y los Spurs de Mauricio Pochettino y Erik Lamela pretendían llevarse tres puntos de The Hawthorns ante West Bromwich para seguir prendidos en la lucha. Además, West Ham quería levantar cabeza, Stoke y Sunderland se enfrentaban en un duelo clave por el descenso y Bournemouth se medía ante Hull City. A continuación, los resúmenes de cada uno de los encuentros.

Chelsea volvió a la victoria apabullando a Leicester

En Stamford Bridge, el elenco de Antonio Conte buscaba recuperar el triunfo ante el último campeón, de un inicio irregular. Los Blues comenzaron decididos a llevarse al rival por delante, y a los cinco minutos Victor Moses exigió una respuesta de Kasper Schmeichel a puro reflejo con un centro que se desvió terminó yendo al arco. Dos minutos después, el local encontraría la apertura del marcador de la mano de un Diego Costa en gran forma cuyo tanto lo dejó en soledad como goleador de la liga. El conjunto londinense seguía predominando en el choque, y la visita sufría la movilidad de Eden Hazard, Moses y Pedro. El brasileño David Luiz haría estremecer el arco de Schmeichel con un tremendo tiro libre que se estrelló en el palo. Diez minutos después de esa acción, llegaría el segundo tanto para los de Conte. Nemanja Matić rompió líneas trasladando el balón y puso un pase profundo que Robert Huth cortó a medias, dejándole servida la ocasión a un Hazard que eludió al arquero con tranquilidad y decretó el 2-0. Antes del descanso, David Luiz volvería a avisar con otro tiro libre, esta vez detenido por un Schmeichel con demasiado trabajo en esa primera parte.

En la segunda mitad y con la ventaja, Chelsea empezó a apostar al contragolpe como arma para lastimar a un Leicester que empezó a adelantarse en el campo intentando descontar. Moses tuvo una clarísima chance luego de una cesión de N’Golo Kanté, pero Schmeichel le negó el gol con una tremenda estirada. Los Foxes recién llegarían con real peligro a los sesenta y cinco minutos cuando Marc Albrighton, el más incisivo del visitante, sirviera a un centro a Jamie Vardy que David Luiz en su intento por cortar estrelló contra el palo de su propio arco. Chelsea seguiría encontrando algunas oportunidades más para ampliar la ventaja, como la que tuvo Kanté al llegar al área desde atrás y disparar tras el rebote en un centro de Costa, remate que Wes Morgan bloqueó en un gran esfuerzo. Finalmente, el tercero iba a caer a diez minutos del final con la firma de un Moses que realizó una gran tarea sobre la derecha, y coronó la misma anotándose en el tanteador tras realizar una muy linda pared con el ingresado Nathaniel Chalobah. Los Blues ganaron, volvieron a recuperar el juego que se vio en algunas de las jornadas iniciales y no pierden esperanzas de pelear el título.

 

Tottenham se quedó en el empate ante West Brom

Los Spurs visitaban The Hawthorns con el objetivo de llevarse un triunfo que les permitiera seguir al acecho del líder Manchester City. Lo cierto es que tendrían una tarde frustrada de cara al gol, y finalmente terminarían sufriendo para conseguir un punto. Durante la primera mitad fue la visita quien tuvo las mejores chances. Inicialmente, Dele Alli fue quien exigió al arquero Ben Foster, que más tarde se iba a lucir ante un intento desde lejos del lateral Ben Davies. Sobre el final de la etapa, el arquero local volvió a aparecer para negar el gol a Christian Eriksen. West Brom tendría su única posibilidad antes del descanso, tras un remate de James McClean en el que Hugo Lloris dio un rebote peligroso, pero se redimió al taparle el disparo al venezolano Salomón Rondón. En la segunda parte, los Spurs iban a tener problemas para generarle chances a una defensa local decidida a no regalar un metro en el último cuarto de cancha. Solamente un disparo de Moussa Sissoko, desviado en el camino, representó cierto peligro para los conducidos por Tony Pulis. Cerca del final del partido, llegaron los goles. En un córner, McClean remataría de zurda y Nacer Chadli, un ex Tottenham, iba a decretar el sorpresivo 1-0 a ocho minutos del final luego de cazar el rebote gestado entre Lloris y el palo. Sin embargo, los de Pochettino siguieron intentando y llegarían a la igualdad: el joven Alli salvó la ropa a los londinenses en el epílogo al tocar a un costado de Foster un balón que Eriksen le cedió con mucho esfuerzo al corazón del área. Una igualdad con gusto a poco para el conjunto visitante, que a pesar de perder la chance de quedar como líder en solitario, está a sólo una unidad de Manchester City y Arsenal.

 

Con gol de Lanzini, West Ham se recuperó ante Crystal Palace

A los Hammers los urgía iniciar una levantada tras un arranque muy flojo, y volverían por fin esta tarde a la victoria de la mano de un argentino. Enfrente estuvo un elenco local que tuvo la primera ocasión cuando Jason Puncheon encontró a Zaha libre, pero este definió demasiado cruzado. La visita contestó con el que sería el único gol del choque: una combinación por izquierda entre Dimitri Payet y Aaron Cresswell derivó en un centro del lateral inglés que Manuel Lanzini conectó con maestría, abriendo el pie para derrotar a Steve Mandanda. En un trámite de juego parejo, Crystal Palace tendría la gran posibilidad de empatarlo antes de irse al descanso cuando Martin Atkinson pitó penal luego de una falta en perjuicio de Zaha que pareció ser afuera del área. Christian Benteke, que venía dulce luego de su hattrick con Bélgica por Eliminatorias, se hizo cargo de la ejecución pero esta vez ni siquiera pudo hallar el arco, por lo que las cosas siguieron 1-0 al descanso. En el complemento las llegadas escasearon y fue West Ham el que a los diez minutos avisó con una maniobra conducida por un Lanzini que le cedió el tanto a Payet, pero el francés no pudo vencer con su definición a su compatriota Mandanda. A quince minutos de que culmine el encuentro, Aaron Cresswell se fue expulsado por ver la amarilla dos veces en dos minutos. No obstante, hay que decir que la infracción que le costó la roja fue una decisión algo apresurada del juez Atkinson. El duelo terminó con un Palace arrinconando y haciendo sufrir a los de Slaven Bilić que aguantaron hasta el final con diez hombres, llevándose un triunfo vital para el ánimo de un plantel que venía golpeado y que partiendo desde estos tres puntos pretende empezar a colocarse más arriba.

Lanzini aportó un gol clave en el 1-0 de West Ham, que triunfó luego de cinco encuentros. (Foto: Squawka Football)
Manuel Lanzini aportó un gol clave en el 1-0 de West Ham, que triunfó luego de cinco encuentros. (Foto: Squawka Football)

Bournemouth bailó al Hull y se erige como revelación

En el Vitality Stadium, el local hizo gala de su buena salud futbolística y le propinó una goleada historica a los Tigers, que se transformó en la mayor victoria en su corta historia en la máxima división inglesa. El local se puso temprano en ventaja a traves de Charlie Daniels, que cazó de aire el rebote en el palo de un tiro libre ejecutado por su compañero Junior Stanislas. En un par de jugadas gestadas por Jordon Ibe, los de Eddie Howe pudieron aumentar la cuenta: el extremo sirvió primero a Callum Wilson quien estrelló su remate en el travesaño, y luego finalizó por su cuenta una maniobra personal que pasó cerca del arco de David Marshall. A pesar de la superioridad de los Cherries, Hull igualaría las cosas a diez minutos del descanso, luego de que un tiro lejano de Ryan Mason se desviara en Steven Cook y descolocara al golero Artur Boruc. Sin embargo, el anfitrión se iría al entretiempo ganando y por diferencia de dos. Cook se redimió de esa jugada desafortunada al conectar de cabeza un tiro libre de Stanislas y el propio volante pondría el 3-1 luego de un penal que Robert Snodgrass le cometió a Ibe en tiempo cumplido. En el complemento, Bournemouth siguió buscando más goles y pudo haberlos encontrado antes con intentos de Jack Wilshere y Ibe que se fueron cerca del arco de Marshall. A los sesenta y cinco iba a caer el cuarto gol, segundo en la cuenta de Stanislas que cerró la jugada por el lado opuesto de donde llegó el centro raso del ingresado Adam Smith. En los últimos ocho minutos la goleada terminaría de tomar forma: otro ingresado, Joshua King, le sirvió el 5-1 a Wilson con un centro preciso a la cabeza mientras que Dan Gosling decretó el 6-1 final con un disparo colocado de zurda. Enorme victoria de los Cherries, que se acomodan en mitad de tabla y apuntan a ser una de las revelaciones del certamen.

 

Stoke salió del fondo

En el Britannia Stadium (o BET365, como se llama ahora), se enfrentaban el local y Sunderland, dos equipos necesitados, y quien se destacó fue un galés que está absolutamente encendido. Se trata de Joe Allen, quien llegó al equipo de Mark Hughes para dar mayor calidad al juego del equipo, pero en verdad lo que no para de aportar son goles. El volante abrió la cuenta para el local a los ocho minutos tras llegar desde atrás y sin marca para cabecear un centro de Marco Arnautović, anotando su cuarto gol en ocho partidos. Sunderland quiso responder cuando Jermain Defoe se le escapó a la defensa y disparó, pero su intento salió por encima del travesaño. Luego de esa llegada, las oportunidades fueron todas para los Potters, en primera instancia con el marfileño Wilfried Bony, que sigue negado de cara a la red, y luego con Arnautović, quien no pudo concretar tras la asistencia del mencionado delantero. Antes del descanso los de Hughes llegarían a un segundo gol que les encaminaría el encuentro, nuevamente de la mano de Allen, quien aprovechó un rebote tras la ejecución de un córner para decretar el 2-0 y su doblete. En la parte final Bony pudo haber marcado su tanto, pero el arquero Jordan Pickford le negó la conquista. El ex Manchester City, algo frustrado, no tomaría la mejor decisión unos minutos después, al rematar con apuro luego de deshacerse de su marcador. Sunderland tendría un intento final a través del juvenil Duncan Watmore, pero su resolución del ataque no fue acertada. Finalmente el choque culminaría y dejaría los tres puntos en casa para un urgido Stoke, que con esta victoria salió del fondo de la tabla pero aún no de zona de descenso, que integra junto a Swansea y su rival de hoy.

 

Foto destacada: Goal.com


Juan Saber

Acerca Juan Saber

ver todas las publicaciones

Mi nombre es Juan Sáber, tengo 22 años y estoy por recibirme de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en UADE. No conocía RDF antes, llegué porque me acercaron la propuesta y sentí que era un proyecto viable y en el que podía aportar. Me tocará cubrir Arsenal, club en el que ya estoy trabajando para otro medio y que aprendí a conocer bien (más allá de ser hincha). Es un club muy especial, por diversos motivos, y siento que la posición que logré en mi otro trabajo me da las condiciones como para poder acercar buena información sobre el mismo.

1 Comentarios en este artículo

  1. Emiliano Germinario

    wilshere se fue del Arsenal?

    Emiliano Germinario / Responder

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*