Jugadores convocables, no convocados

SELECCIÓN NACIONAL
Informe Especial

La situación en la que se encuentra hoy en día la Selección Argentina desata cotidianamente una serie de debates sobre las razones por las cuales, teniendo a un grupo de jugadores que están considerados a nivel mundial, dentro de los mejores de la actualidad, no se consiguen grandes logros. Por un lado existen aquellos que creen y afirman con vehemencia que no ganar un título es un fracaso. Enfrentados a esta idea, están los que consideran que haber llegado a tres finales de torneos internacionales consecutivamente, es un éxito por sí mismo.
En medio de semejante discusión, entran en juego varios factores y todos son causales de las únicas preguntas que, en apariencia, son comunes a ambos frentes: ¿por qué el seleccionado argentino no juega bien? ¿Por qué no sostiene una idea de juego? ¿Por qué convocan siempre a los mismos futbolistas? ¿Por qué los jugadores en sus clubes triunfan y con la celeste y blanca no? ¿POR QUÉ ARGENTINA NO GANA TODO Y POR GOLEADA?

A partir de aquí, el planteamiento es completamente parcial y subjetivo, porque nace desde el análisis propio, desde las ideas y suposiciones que, quien suscribe, desarrolla con su perspectiva, su razonamiento y su apreciación de lo que el juego abarca.

La propuesta es la siguiente: pensar y discernir sobre deportistas que se destacan en ligas de otros países y que por un motivo que nadie conoce a ciencia cierta, no son convocados a la Selección, o bien lo fueron alguna que otra vez y, quizás, sin haber siquiera jugado, no volvieron a ser tenidos en cuenta. Como se menciona anteriormente, el listado es caprichoso y no porque los jugadores que se van a mencionar sean del gusto particular de quien escribe, sino porque de uno u otro modo, tienen buenos presentes en sus respectivos clubes o tuvieron etapas brillantes en Argentina o el exterior y en su debido momento, tampoco fueron citados. Hecha la aclaración, es hora de empezar el debate, entonces.

En el sector del ataque, existen ejemplos como Ramón “Wanchope” Ábila, 27 años. Este cordobés surgido de las inferiores de Instituto de Córdoba, tuvo un paso exultante por La Gloria cordobesa y Huracán de Parque Patricios. Hoy milita en Cruzeiro de Brasil y tiene un promedio de gol de 0,48. Es decir, casi un gol cada dos partidos. Pero lo de Ábila no sólo es cuestión de goles; eso sería subestimar su capacidad de juego. El centrodelantero es un completo futbolista que además de tener una certera puntería para acertar a la valla rival, posee la habilidad de aguantar el balón, abrir los espacios y provocar que pelotazos aislados, se transformen en claras situaciones de convertir.

Alguien podría pensar: “Higuaín también hace eso y tiene mejor promedio de gol”. Puede que sí, nadie está criticando al “Capocannoniere” (goleador) histórico de la Serie A de Italia, no se trata de eso. La cuestión pasa por observar algunas alternativas a los diferentes puestos dentro de un equipo. Continuemos.

Mauro Boselli, de 31 años, fue formado en la cantera de Boca Juniors, pasó por Málaga B de España, Wigan de Inglaterra, y Palermo y Genoa de Italia, pero sus etapas de mayor trascendencia fueron las de Estudiantes de La Plata y su actualidad como referente y goleador de León, en México. En los cuatro años que lleva jugando para la institución azteca, tiene un promedio de 0,64 (más de un gol cada dos partidos). Sus números completos en León son 89 tantos en 139 cotejos. Además, Mauro tiene facilidad al jugar por el medio y para tirarse hacia ambos lados del área rival. Puede aparecer por cualquier costado y jugar de asistidor. Posee un fuerte juego aéreo y es habilidoso para desmarcarse y llegar al espacio donde podría caer la pelota.

LUJOSO. Calleri define con potencia, pero también con delicadeza y magia. (Taringa)

El siguiente nombre surge de All Boys (Buenos Aires) y si bien su auge goleador lo conoció mientras jugaba en San Pablo de Brasil, Jonathan Calleri de 23 años, ha demostrado tener lo que se precisa para que, al menos, le den la oportunidad de calzarse la albiceleste dos veces campeona del mundo. Su club actual es West Ham de Inglaterra, pero no es muy tenido en cuenta por el entrenador. En el club inglés sólo ha jugado 12 partidos, siempre como suplente y apenas consiguió marcar en una ocasión. La etapa en San Pablo, en cambio, fue más que productiva ya que anotó 16 veces en apenas 31 partidos. Su paso por Boca Juniors y la Selección Argentina Sub 23 de los JJ. OO. Río 2016, dejaron bien en claro que independientemente de su racha goleadora, Calleri tiene una amplia capacidad para adaptarse a diferentes estrategias, un gran volumen de juego grupal e individual, además que cuenta con distintos y útiles recursos para definir los mano a mano.

Aunque desde 2014, con Alejandro Sabella a la cabeza, el sector defensivo de la Selección ha logrado mantener cierta regularidad, los cuestionamientos acerca de la zona de la defensa, no faltan. De todas maneras, alternativas para la saga completa hay y bastantes. Se podría pensar en Lisandro López (28 años), no el de Racing sino el de Arsenal, hoy figura de Benfica de Portugal. Además de poseer un destacado juego aéreo, Lisandro suele tener buena resolución en las pelotas paradas, tanto en defensa como en ataque. Otro que entra en la descripción es el surgido de River Plate, Germán Pezzella (25 años), zaguero de la entidad millonaria que en la actualidad defiende los colores de Real Betis (España). Pezzella no sólo cuenta con criterio defensivo y buen juego asociado, sino que le suma su cuota goleadora. Muy efectivo para perder la marca y buscar los balones que caen en el área propia y en la rival, habiendo concretado 12 goles. Otro canterano de River y que a pesar de su juventud se encuentra en la mira de los equipos más importantes de Europa, es el joven Emanuel Mammana. Independientemente de sus 21 años, el defensor central se muestra sólido para despejar si la jugada lo requiere, pero siempre mostró capacidad de sobra para salir con la pelota al pie y armar ataques desde el área propia.

Otro jugador que se destacó muchísimo en su etapa en el fútbol argentino fue Leonel Vangioni. Surgido de Newell’s Old Boys de Rosario, este santafesino de 29 años, fue una figura excluyente también en River. El “Piri” tiene resto físico para correr la banda izquierda de arco a arco, resistiendo esa exigencia durante la mayor parte del partido. Se lanza al ataque con facilidad y retrocede en sintonía con la jugada. Asistidor por medio de centros y muy capaz de realizar paredes a un toque entre varios rivales, su velocidad lo sitúa dentro del grupo de futbolistas que siempre se convierten en alternativa para encontrar situaciones de peligro para los rivales. El gol no es su fuerte, mas su rol en la asistencia es destacada: no convierte, pero los hace convertir.

FIRMEZA. Mammana es sólido en defensa y peligroso en ataque. (www.foot01.com)

A la hora de conversar sobre la mitad del campo, sobre la creación de juego en ofensiva, hay algunos nombres que, mínimamente deberían tener una posibilidad concreta con la casaca nacional: Alejandro “Papu” Gómez (29), Rodrigo De Paul (25), Federico Mancuello (28), Leandro Paredes (22) y Lucas Zelarayán (24).

En el caso de Mancuello, un volante de creación surgido de las inferiores de Independiente de Avellaneda, se le citó en algunas ocasiones e incluso llegó a jugar dos de ellas, convirtiendo un gol. En ambas oportunidades, se trataba de partidos amistosos y el criterio general concordaba que el actual jugador de Flamengo (Brasil), cumplió con su tarea. Su habilidad más destacada es la precisión para patear tiros libres y de esquina; tiene una puntería certera y desde el córner, ha convertido goles olímpicos o asistido magistralmente para que sus compañeros pudieran anotar.
Leandro Paredes, por su lado, jugó para la Selección Sub 20 de Italia. Sin embargo, esto no le impediría vestir la albiceleste en la Mayor, ya que los combinados juveniles, si bien participan en torneos oficiales de FIFA, no son impedimento para que los futbolistas puedan vestir las camisetas de sus respectivos países en caso que el conjunto mayor lo requiera. Eso sí, una vez que participe con la de Argentina o la de Italia, en caso que fuera citado por alguna de las partes, esa sería definitiva y única. En relación a su juego, Paredes es un mediocampista de contención muy criterioso al habilitar a sus compañeros y encontrar espacios por medio de jugadas a “un toque”. Titular en AS Roma de Italia, su carrera inició en Boca Juniors y continuó en el la Serie A italiana: Chievo Verona, Empoli y las dos etapas de su actual escuadra.

Rodrigo De Paul y Lucas Zelarayán, salidos de Racing y Belgrano respectivamente, comparten la cualidad de gambetear con toda naturaleza, infiltrarse entre varios rivales y lograr faltas cercanas al área rival, o bien llegar hasta allí y definir al arco. Otra característica de ambos es que tienen una perspectiva muy amplia del campo y sus pases suelen ser precisos y al pie. Actualmente no se destacan tanto como lo hicieran en el pasado, pero la calidad se mantiene intacta y eso es notorio cuando ingresan al campo de juego. De Paul defiende hoy la casaca de Udinese, Serie A de Italia, mientras que “El Chino” hace lo propio en Tigres de México.

Retomando las alternativas del ataque, vayamos con los últimos dos candidatos. En primer lugar tomamos a Silvio “El Chino” Romero. Sensacional goleador que viste en el presente la camiseta de América (México). Romero fue formado por la inagotable cantera del Instituto Atlético Central Córdoba. Al igual que Ábila (y Dybala, si vamos al caso de los gloriosos), y también como lo hace Wanchope, tiene el arco de enfrente metido entre ceja y ceja. Su pasado tuvo dos etapas excelentes en Lanús y en tierras aztecas, fue precisamente su gran desempeño en Chiapas, lo que lo puso en la mira de las Águilas americanistas. Silvio además de hacer goles, genera juego y situaciones para que los otros también puedan concretar. Aguanta la pelota, se tira al espacio y tiene la capacidad de definir con potencia, sin perder la sutileza de las concreciones “de salón”, cuando el juego lo permite.

De esta manera llegamos al ítem final. Seguramente este nombre sea el que mayor debate genere y apuesto que no va a ser precisamente por sus dotes de goleador, sino por cuestiones ajenas al campo de juego. Nacido en la ciudad de Rosario, se formó ni más ni menos que en la masía del equipo más campeón y más alabado de la última década: Barcelona Fútbol Club. Sin lograr debutar en la primera de los catalanes, por cuestiones familiares, se muda a Italia y es allí que hace su presentación como futbolista profesional. Representando a Sampdoria en la Serie B (segunda división italiana), Mauro Icardi se ganó un lugar a fuerza de goles y juego asociado. Después de tres temporadas en la “Samp”, consiguiendo entre otras cosas el ascenso a la primera categoría, pasó a Internazionale de Milán, donde profundizó su lado goleador y donde, además, se ganó el brazalete de “Il Capitano”, que vistiera durante tantos y tantos años, Javier Zanetti, referente, figura y hoy manager de la escuadra “azzurra”.
Entre ambos equipos, Mauro lleva jugados 146 partidos y ha marcado 83 goles. En la Selección se lo convocó una vez para un partido de Eliminatorias rumbo a Brasil 2014, pero entró apenas algunos minutos antes que el cotejo finalizara.
Con su promedio de 1 gol cada 2 partidos, Icardi es un líder dentro de la cancha y más allá de su cuota goleadora, es también efectivo asistidor y tiene la cualidad de arrastrar marcas para que sus compañeros se liberen y puedan convertir.

La premisa está desarrollada, el debate puede iniciarse. Seguramente todos tengan en mente otros jugadores, otras posibilidades y son bienvenidas. Ya habrá tiempo de hacer lo mismo con los futbolistas que juegan en el país y que, a criterio de quien suscribe, piden Selección a gritos.

 

 

FOTOS:
www.libero.pe.com
www.foot01.com
Taringa


Maru Burak

Acerca Maru Burak

ver todas las publicaciones

Nací un lluvioso lunes 12 de julio de 1982 y según mi DNI me llamo María Clarisa Burak, pero soy simplemente Maru. En 2005 dejé mi natal Provincia de Buenos Aires y me vine a Córdoba, donde resido desde entonces. Por hobbie hago música, canto e intento bailar, pero mi vocación es, fue y siempre será el periodismo. Me sumé a "El Rincón del Fútbol" en febrero de 2017 y espero mantenerme acá mucho, pero mucho tiempo: no es usual encontrarse a una manga de loquitos igual de fanáticos que yo. Aunque todos los deportes me atraen, el fútbol tiene ese no se qué, ese encanto que me aprisiona. En El Rincón cubro mayormente a la Selección Argentina Femenina y al fútbol femenino de España, con la idea de ir sumando ligas y equipos a la cobertura. También doy una mano con otros torneos donde juegan ELLOS, porque los hombres también juegan al fútbol... ¿NO? Deseo que el futuro me encuentre dedicada a mi vocación y que pueda desarrollarla con criterio y profesionalismo. Soy MESSIsta, BANINIsta, fan de Aldana Cometti, soñadora e ideologista, del deporte y de la vida. Sólo resta decir... ¡Pero qué viva el fútbol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*